Diccionario del Embarazo

Diccionario del Embarazo

 GLOSARIO DE TÉRMINOS

A de ...

ABORTO

Interrupción del embarazo antes de la semana 22 de gestación o cuando el feto pesa 500 gramos o menos. Puede suceder hasta en el 50% de los embarazos, aunque sólo se conozca un 25% de los casos, ya que el resto son interpretados por la mujer como simples «retrasos» en sus reglas.
 El período en que con mayor frecuencia se producen es en las semanas siguientes a la concepción del embrión; así, el 10% suceden en las primeras 8 semanas. En estas formas tempranas son frecuentes las alteraciones cromosómicas. En fases más tardías existen otras posibles causas, como anomalías anatómicas del útero, ya sean congénitas o adquiridas, enfermedades maternas, alteraciones hormonales maternas, infecciones, agentes tóxicos, radiaciones, inmunológicas, etc. A pesar de esto, en la mayoría de los casos no se puede confirmar la causa del aborto. 
 Según la presentación clínica, distinguimos los siguientes tipos: el aborto en curso es aquel que se presenta con una intensa hemorragia y dolor, debido a la expulsión del embrión; el aborto diferido no presenta ni hemorragia ni dolor y supone la muerte del embrión de forma asintomática, por lo que se suele diagnosticar en la consulta del ginecólogo mediante ecografía.

ABORTO DE REPETICIÓN

Sucesión de tres o más abortos con la misma pareja. Se deben estudiar causas de origen hormonal, anatómicas, genéticas, inmunológicas e infecciosas, que son las más frecuentes, pero no siempre es posible descubrir su origen. Las causas anatómicas más habituales son la incompetencia cervical, que es la incapacidad del cuello uterino de permanecer cerrado al crecer el feto, y las alteraciones en la forma de la cavidad uterina, como la posible existencia de tabiques uterinos.

Acidez o ardor

Suele ser uno de los síntomas más comunes a partir del quinto mes de gestación. Aparece como una sensación de ardor detrás del esternón, que se debe principalmente al desplazamiento del estómago provocado por el crecimiento del útero.
Consejos:

  • Evitá las comidas muy abundantes y realizá varias comidas de poca cantidad a lo largo del día.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer.
  • Evitá el exceso de líquido durante las comidas.
  • Elevá la cabecera de la cama con algunas almohadas.
  • No consumas alimentos picantes, ni dulces, ni gaseosas azucaradas.

ÁCIDO FÓLICO

Se trata de una vitamina del grupo B, que suele recomendarse en los meses previos y posteriores al parto (hasta la semana 11). Ayuda a reducir hasta un 70 por ciento la incidencia de defectos en el tubo neural del bebé, tales como anancefalia, mielomeningocele (espina bífida) y encefalocele.

La encontrás en varios alimentos, pero en muy escasa cantidad. Debido a ello, la manera más efectiva de incorporar la dosis adecuada es tomando un complemento de ácido fólico. Consultá con tu médico sobre este tema.

ADHERENCIAS

Se trata de verdaderas «pegaduras» del intestino con el aparato genital interno, o de distintas partes del propio aparato genital entre sí. Pueden provocar dolor pélvico crónico, esterilidad, etc. 

Suelen deberse a una infección previa del aparato genital interno, a un proceso inflamatorio intestinal, a una cirugía previa o a enfermedades como la endometriosis, si bien en ocasiones no se llega a conocer su causa.

ALIMENTACIÓN

La dieta de la embarazada debe ser balanceada, variada, rica en hierro y en fibras, baja en grasas y lo más saludable posible, ya que se debe asegurar la correcta nutrición de la madre como del bebé. Debe incluir frutas y verduras y un porcentaje adecuado de hidratos de carbono y proteínas. Es conveniente que consultes con un nutricionista para que te elabore una dieta adecuada. (Ver apartado Alimentación durante el embarazo).

ALUMBRAMIENTO

Período final del parto, en el que se expulsan la placenta y las membranas amnióticas.

AMENAZA DE ABORTO

Sangrado, habitualmente escaso, durante las primeras 22 semanas de gestación; no interrumpe el curso del embarazo y el embrión se desarrolla con normalidad. Es un problema frecuente y suele responder bien al tratamiento con reposo durante algunos días.

AMNIOCENTESIS

Consiste en un método de diagnóstico prenatal, que se basa en la extracción de una pequeña cantidad de líquido amniótico por medio de la introducción de una aguja a través del abdomen materno, que penetra la cavidad uterina.
En el líquido amniótico se encuentran células fetales, que van descamándose del cuerpo del bebé. A través del análisis genético de estas células, es posible analizar el número y las características de los cromosoma. De esta forma, es posible efectuar el diagnóstico de algunas anomalías cromosómicas fetales, tales como el síndrome de Down.
Este estudio suele realizarse entre las semanas 16 y 20, pero también puede hacerse en el tercer trimestre. Consulta con tu médico sobre este tema.

AMNIOINFUSIÓN

Técnica empleada por el tocólogo consistente en introducir suero fisiológico en el interior de la cavidad amniótica (es decir, en la llamada bolsa de las aguas). Se realiza durante el embarazo a través de una punción en el abdomen materno con el fin de aumentar el volumen de líquido existente. Esto es necesario en los casos en los que existe muy poco líquido, lo que puede deberse a una malformación en los riñones del feto. Necesitamos reponer el líquido para poder hacer el diagnóstico ecográfico de esa supuesta malformación, ya que sin líquido no puede verse mucho con la ecografía. También puede realizarse durante el parto, en cuyo caso el líquido se introduce a través de una catéter, que se coloca por el cuello del útero mediante tacto vaginal cuando la bolsa de las aguas ya está rota. En estas ocasiones se suele usar para descomprimir el cordón umbilical, que puede estar «apretado» entre la madre y el feto si hay muy poco líquido, con lo cual evitamos que aparezca sufrimiento fetal, o para diluir un líquido teñido de meconio. Es una técnica que ha de ser indicada y realizada por un especialista, siempre que esté justificada.

AMNIOSCOPIA

La amnioscopia se utiliza principalmente para detectar si el líquido amniótico toma un color verde, llamado meconio. Este cambio de color se produce porque el feto expulsa prematuramente las primeras heces; lo que suele ser un claro indicio de estrés o de sufrimiento fetal.

ANEMIA

Aparece frecuentemente durante el embarazo. Se trata de la disminución de la concentración de hemoglobina, presente en los glóbulos rojos y que es la encargada de la oxigenación de los tejidos. Hay distintos tipos de anemia. En el 90 por ciento de los casos se debe al déficit de hierro.
Durante la gestación el volumen sanguíneo materno aumenta considerablemente, pero suele suceder que los glóbulos rojos no aumentan en la misma proporción que el plasma. Debido a ello, se produce una dilución fisiológica de la sangre, que ocasiona la “anemia dilucional”.
El déficit de hierro se soluciona generalmente mediante suplementos desde el segundo trimestre hasta el fin del embarazo, dado que suele ser difícil cubrirlo mediante la alimentación exclusivamente. Consulta con tu médico sobre este tema

ANESTESIA EPIDURAL

Se trata de una punción en el espacio que rodea la médula espinal para inyectar un fármaco anestésico, para evitar el dolor durante la dilatación y el parto. Puede utilizarse tanto en un parto vaginal como en una cesárea y la eficacia en la eliminación del dolor es casi absoluta. De todas maneras, dado que presenta algunas contraindicaciones, su aplicación requiere el consentimiento de la embarazada y la evaluación previa del médico.

ANTOJO

Se presentan durante el embarazo como una necesidad imperiosa de comer determinado alimento (helado, aceitunas, chocolate, etc). Si bien en el imaginario colectivo existe la convicción de que un antojo insatisfecho dejará alguna marca en la piel del bebé, esta afirmación no tiene ninguna validez biológica. Simplemente es un mito.

 

B DE ...

biopsia corial

Alternativa a la amniocentesis genética, que puede realizarse en fases más tempranas de la gestación: de 8 a 12 semanas después de la última regla. Consiste en extraer una muestra de tejido trofoblástico, que deriva del huevo (será la futura placenta) y, por tanto, presenta el mismo material genético que el feto. Se realiza bajo control ecográfico, y el material se extrae a través del cuello del útero o del abdomen mediante aspiración. Su objetivo es diagnosticar enfermedades cromosómicas o genéticas, y es muy útil en el diagnóstico de enfermedades metabólicas que no pueden detectarse con amniocentesis. La incidencia de pérdida del embarazo y de otras complicaciones es mayor que en esta última, por lo que sólo se indica en claras situaciones de riesgo fetal. Por otro lado, tiene la ventaja de que permite un diagnóstico más temprano.

BOLSA DE AGUAS

Saco lleno de líquido amniótico donde se halla inmerso el feto y que juega un papel vital en la protección del feto contra los traumatismos. En términos médicos se denomina saco amniótico.

La bolsa de las aguas se rompe espontáneamente sin ningún tipo de dolor durante la dilatación, antes de las contracciones o bien justo al principio de éstas.

Esta ruptura es la señal de que el parto está a punto de suceder. En general, se rompe por sí misma cuando la dilatación del cuello del útero alcanza a los 2 a 5 cm y se manifiesta por un flujo de líquido que baja lentamente o de golpe por la vagina.

No obstante, a veces la bolsa de las aguas no se ha roto del todo cuando la dilatación ya ha alcanzado los 5 cm y la cabeza del feto ha entrado en las vías maternas. En este caso, el ginecólogo o la comadrona rompen las membranas durante una de las contracciones.

Si la bolsa de las aguas se rompe antes del 8º mes de embarazo, la mujer embarazada debe ser hospitalizada y controlada, debido a las posibles complicaciones (infección y riesgo de parto prematuro); puede que incluso sea necesario recurrir a un parto provocado.

borramiento cervicouterino

El borramiento del cuello del útero es uno de los parámetros que se valoran cuando se realiza un tacto vaginal a una embarazada. Consiste en el afinamiento del cuello del útero, que es signo de que han existido contracciones uterinas y se prepara el parto.

BULTO SEROSANGUINEO

Afección frecuente propia de los bebés que nacen de parto por la cabeza pero nunca en los bebés que nacen por parto de nalgas o por cesárea programada.

Se trata de un bulto que aparece en la parte superior del cráneo que les deforma el cuero cabelludo a causa de la presión que ejerce la madre sobre la cabeza durante el parto.

En la mayoría de casos no requiere ningún tratamiento ya que desaparece espontáneamente al cabo de unos días. Dicho bulto está formado por sangre y serosidades y da a la cabeza un aspecto oblongo en forma de tiara faraónica.

 

C DE ...

calambres

Son contracciones involuntarias de los músculos, que resultan extremadamente dolorosas. Se presentan con frecuencia hacia la mitad del embarazo y suelen manifestarse en las piernas, sobre todo en las pantorrillas.
Si bien no hay demasiadas medidas que los eviten, se aconseja practicar ejercicio de forma regular, principalmente en las piernas, y mantener una dieta balanceada, rica en calcio y magnesio.

calostro

Líquido espeso y amarillento que corresponde a la primera leche que se segrega por las glándulas mamarias después del parto.

Esta leche posee una composición especialmente adaptada a las necesidades del bebé. Tras pocas horas después del parto, el calostro tiene un bajo contenido en azúcares y lípidos; al igual que la leche, proporciona al recién nacido defensas insustituibles que le protegen contra numerosas infecciones.

Contiene inmunoglobulinas A, anticuerpos de protección de la mucosa digestiva, y linfocitos B y T, que participan en la defensa de la mucosas del intestino.

Otros elementos, como el lactobacilo bifidus (principalmente presente en el tubo digestivo), favorecen la implantación de una flora intestinal que ayuda a una buena digestión (junto con las bacterias saprófitas) y disminuyen el riesgo de gastroenteritis.

En pocos días, el calostro modifica progresivamente su composición y al cabo de dos semanas aproximadamente ya hablaremos de leche materna.

Células madre

Las células madre son un tipo especial de células, que tienen la capacidad de auto replicarse y diferenciarse para formar los diferentes tipos de células de un organismo adulto. Las células madre del cordón umbilical se encuentran en la sangre del recién nacido, que luego del nacimiento queda retenida en la placenta y el cordón umbilical, y que habitualmente se descarta.

Investigaciones recientes han demostrado el enorme potencial terapéutico de estas células y por ello se recomienda su conservación ya sea en bancos privados especializados en el tema para uso propio o bien su donación a bancos públicos en los que la muestra de sangre queda disponible para quien pudiera necesitarla.

El procedimiento de recolección es muy simple, se hace al momento del parto y no implica ningún tipo de riesgo ni para la madre ni para el bebé ya que se realiza cuando ya se ha producido el nacimiento y cortado el cordón.   

cerclaje

Consiste en una pequeña intervención para cerrar artificialmente el cuello del útero y, de esta manera, evitar su dilatación. La sutura suele realizarse en las semanas 12 o 13 y se quita hacia la semana 37, para dejar lugar al inicio del trabajo de parto. No siempre resulta efectivo, si bien ofrece en cierta forma una solución al problema de la incompetencia uterina.

Cesárea

Intervención quirúrgica en la que se procede a la extracción del feto y sus anejos (membranas amnióticas y placenta) a través de una incisión practicada en el abdomen y útero materno. Requiere una anestesia adecuada, que puede ser epidural, y conlleva una recuperación materna algo más larga que la que requiere el parto vaginal. 
 Las indicaciones de la cesárea son muy variadas, pero podemos dividirlas en programadas (en los casos en que a priori se sabe que el parto vaginal no será posible) y no programadas (aquellas en las que la causa que las condiciona aparece en el momento del parto). Suelen ser motivo de cesárea programada, por ejemplo, los casos de gestaciones múltiples (siempre en los embarazos triples y con mucha frecuencia en los dobles), de presentación fetal podálica (es decir, los fetos que vienen de nalgas), de cesárea iterativa (dos o más cesáreas previas), de placenta previa, etc. Las cesáreas urgentes suelen indicarse en caso de fracaso de inducción, parto estacionado (no avanza la dilatación), prolapso de cordón (el cordón umbilical sale por la vagina), desproporción pelvicocefálica (el tamaño de la cabeza fetal es superior al de la pelvis materna), sospecha de pérdida de bienestar fetal (lo que antes se denominaba sufrimiento fetal), etc.

cir. crecimiento intrauterino retardado

Los médicos hablan de crecimiento intrauterino retardado (CIR) cuando hay un retraso del desarrollo y crecimiento del feto, esto es, cuando el tamaño del futuro bebé se sitúa por debajo de los límites considerados normales.

 Causas
- Vida demasiado estresada o esfuerzos físicos excesivos. 
- Algunas enfermedades de la madre durante la gestación: anemiadiabetes gestacional, hipertensión....
- Hábitos poco saludables. El consumo de drogas, alcohol y tabaco durante el embarazo se asocia con numerosas anomalías y problemas en el desarrollo del feto, uno de las cuales es el crecimiento intrauterino retardado.
- Anomalías congénitas que revistan gravedad.
Embarazo múltiple.
- Cierta alteración de la placenta que impide que el alimento llegue a la sangre del futuro bebé.
- En la valoración del CIR también deben tenerse en cuenta otros factores, como la talla y el peso de la madre.

Riesgos
El CIR puede ser causante de disminución del líquido amnióticopérdida de bienestar fetal, hemorragias y complicaciones durante el parto. Se considera una de las principales causas de enfermedad del feto y del recién nacido.

Tratamiento
Ante un indicio de CIR, el obstetra realizará un seguimiento exhaustivo de la embarazada y un control ecográfico del feto para vigilar su evolución. También se estudiarán la placenta, el líquido amniótico y elcordón umbilical. El estudio de la circulación sanguínea de la placenta mediante Doppler aportará una información muy exacta sobre su evolución y sus complicaciones.

Si el médico lo estima oportuno, también realizará un estudio genético, así como otras pruebas que permitan descartar la presencia de toxoplasmosis, herpes u otros virus. 

Una dieta rica y equilibrada, hábitos de vida saludables, el reposo y el abandono absoluto del tabaco contribuyen al perfecto desarrollo del feto.
 

contracciones

En el caso de las contracciones durante el embarazo se trata de las retracciones involuntarias de las fibras musculares del útero.

Existen dos tipos de contracciones: las indoloras, irregulares y escasas, que se producen a partir del 7º mes de embarazo y que prosiguen hasta el final del mismo pero que pueden llegar a presentarse hasta unas diez veces al día. Por otra parte, están las dolorosas, repetidas y regulares, que indican el inicio de la dilatación y la proximidad del parto.

Las contracciones de los últimos meses aparecen con la distensión del útero y son simultáneas a la modificación del cuerpo del útero. Se caracterizan por un endurecimiento breve, indoloro e irregular de la pared uterina. Hay que estar alerta porque si las contracciones que se producen antes del fin del embarazo son dolorosas hay que acudir al ginecólogo para que evalúe si hay riesgo de un posible parto prematuro.

Las contracciones del parto aparecen cuando se acerca el final del embarazo. Son contracciones dolorosas, reiteradas y regulares que se producen cada 5 o 10 minutos y pueden llegar a durar entre 2 y 3 minutos. Aunque la futura madre descanse, no desaparecen. Cuando se presentan, hay que acudir a la maternidad porque el parto es inminente.

cordocentesis

Procedimiento por el cual se obtiene una muestra de sangre fetal mediante la punción del cordón umbilical con una aguja. Se realiza, como la amniocentesis, con una punción guiada por ecografía a través del abdomen materno hasta llegar al cordón. Esta muestra sanguínea puede servirnos para investigar distintas enfermedades fetales, como anemia, alteraciones de la coagulación, etc., o bien puede usarse como fuente de células para descartar anomalías cromosómicas. También sirve para tratar al feto con transfusiones y fármacos.

cordón umbilical

Es el órgano que permite la nutrición y la oxigenación del bebé durante el embarazo. Suele tener un diámetro similar a un dedo y una longitud de alrededor de 50 centímetros. Comienza en lo que será posteriormente el ombligo del bebé y llega hasta la superficie de la placenta, en donde se encuentra adherido. Sirve para el transporte de los nutrientes y el oxígeno a través de la sangre que circula por la única vena umbilical y las dos arterias que trasladan el dióxido de carbono y los desechos del metabolismo fetal al organismo de la madre. El cordón se corta unos minutos después del nacimiento.

 

 

d DE ...

DÉFICIT NUTRICIONAL

Se habla de déficit nutricional cuando existe una carencia en el aporte diario de calorías, grasas, proteínas, glúcidos, vitaminas y minerales necesarios para cubrir las necesidades que tiene el organismo durante el periodo de gestación.

Se considera que el aporte idóneo de calorías diarias debe ser de entre 2.200 y 2.550 (unas 300 más que fuera del embarazo). La Organización Mundial de la Salud aconseja que esas calorías se distribuyan de la siguiente forma: 38 gramos deben provenir de las proteínas, 65 g de las grasas y 400 g de los carbohidratos.

Las proteínas son indispensables para el desarrollo de los tejidos fetales. Las grasas proporcionan energía y contribuyen a la formación de las estructuras cerebrales. Los hidratos de carbono suministran la energía necesaria para el organismo de la madre y el futuro bebé. 

Consecuencias
Una dieta escasa repercute en la salud de la embarazada, y, además, puede provocar malformaciones y diversas enfermedades en el futuro niño, porque la alimentación influye en su crecimiento y en su desarrollo, y en la formación de su cerebro. 

Tratamiento
La alimentación de la madre debe contar siempre con la supervisión del ginecólogo. Este especialista le indicará las fuentes principales de las proteínas, vitaminas, minerales, grasas y carbohidratos, y las cantidades aproximadas que debe consumir. 

Los hidratos de carbono se encuentran en la pastas, el arroz, las patatas... Hay que evitar el abuso de los carbohidratos simples, como el azúcar y los dulces. En cuanto a las grasas, se aconseja consumir las de origen vegetal (el aceite de oliva es indispensable), y evitar las de procedencia animal, como mantequillas y mantecas. 

La aportación de calcio debe ser ahora mayor; de lo contrario, el feto recurrirá a las reservas óseas de la madre. El yogur, la leche y los quesos poco grasos se consumirán a diario. Las frutas y verduras variadas y abundantes aportarán las vitaminas y minerales que la madre y el feto precisan. Las proteínas se encuentran en la carne, el pescado y los huevos. 

Existen alimentos muy apetecibles que son excelentes para combatir el déficit nutricional: frutos secos sin sal (ricos en proteínas, vitaminas del complejo B y grasas), leche, quesos y derivados lácteos (fuente ineludible de calcio), frutas (proporcionan abundantes vitaminas y minerales) y huevos (dos o tres por semana garantizan un excelente aporte de proteínas).

Según sea el estado carencial de la futura madre, el médico prescribirá algún suplemento farmacológico. Se considera indispensable el consumo de ácido fólico desde tres meses antes del inicio de la gestación y durante al menos el primer trimestre.

 

DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE PLACENTA

 Grave complicación del embarazo que pone en riesgo la salud del niño y la madre. Consiste en la separación de la placenta, normalmente implantada, antes del nacimiento. Se inicia por la rotura de vasos en la parte posterior de la placenta, que puede aumentar con rapidez. Su causa es desconocida, pero es más frecuente en las madres con hipertensión arterial o enfermedad renal crónica. Ocurre en el último trimestre. 

 El cuadro se caracteriza por:

  • Dolor abdominal de comienzo brusco.
  • Hemorragia genital, que puede no ser muy abundante.
  • Intensa contracción del útero, que no relaja. Como en todo sangrado del tercer trimestre, se debe acudir urgentemente al hospital, donde se evalúa la situación de la madre y del niño. El tratamiento debe hacerse con toda urgencia y consiste en una transfusión de líquidos y sangre por vía endovenosa para evitar el shock y una cesárea de urgencia.

 

DIABETES

Cuando la insulina no ejerce su acción, la glucosa que procede principalmente de la alimentación aumenta hasta niveles excesivos en la sangre originando una hiperglucemia. Cuando se alcanzan niveles excesivos, el riñón ya no puede reabsorber la glucosa y la elimina en la orina, donde normalmente no está presente.

La diabetes gestacional es un trastorno endocrino que se produce en mujeres que anteriormente estaban sanas pero que durante el embarazo desarrollan este trastorno.

La diabetes se detecta mediante un examen de sangre efectuado entre el 5º y el 6º mes de embarazo (24 a 28 semanas). Se mide la glucemia en ayunas, y a continuación, tras la absorción de una cantidad dada de azúcar. Esta prueba es particularmente importante, porque es posible tratar la diabetes y así prevenir las complicaciones que derivan de ella.

Consecuencias

Los efectos en el feto se deben a que la glucosa atraviesa la placenta pero la insulina no. Esta particularidad fisiológica implica que el feto se ve influenciado por las fluctuaciones de la glucemia de su madre. Esto supone un riesgo para el feto y un aumento de las posibilidades de padecer afecciones como el hidramnios (exceso de líquido amniótico) y un peso demasiado elevado, factor que podría comportar un parto difícil o incluso cesárea.

Cuando la diabetes de la madre no ha sido tratada correctamente, el niño al nacer se ve bruscamente privado de este exceso de azúcar y puede sufrir una hipoglucemia (fuerte bajada del índice de azúcar en la sangre), a veces grave. También puede resultar afectado por una ralentización de la maduración pulmonar, lo cual le expone a un riesgo respiratorio al nacer.

Las causas o factores de riesgo son la obesidad, unos antecedentes familiares de diabetes, una edad materna superior a los 35 años y antecedentes de parto de bebés grandes (peso superior a los 4 kg al nacer). Además suele estar asociada a las modificaciones psicológicas del embarazo.

Tratamiento
Seguir un una alimentación equilibrada y pobre en azúcares y en realizar comidas fraccionadas. De forma temporal es posible que sea necesario y conveniente administrar insulina.

 

E DE ...

ECOGRAFIA

Es una técnica que permite explorar el interior del abdomen materno mediante ondas electromagnéticas o acústicas de alta frecuencia.

Estas ondas se traducen en imágenes del feto, estáticas o en movimiento, que se observan en la pantalla de un monitor La información que aporta una ecografía es valiosísima para conocer cómo transcurre el embarazo, el estado del feto y de la placenta, y para detectar posibles malformaciones o problemas. También permite saber con bastante precisión el sexo del futuro bebé.

Esta técnica no implica riesgo alguno ni para la madre ni para el feto. No causa dolor y su duración es de unos minutos.

24/02/2015 Home, Embarazo 0 959

Deja un comentario

Debes estar  identificado para publicar un comentario.

Ultimos comentarios

No hay comentarios

ha sido añadido a tu lista de deseos

Continuar comprando Mis listas de deseos

Webs Amigas